viernes, 23 de diciembre de 2016

DETECTIVES LITERARIOS

El trabajo de detectives literarios consiste en, a partir de unas pistas que nos proporciona la profesora, averiguar de que género literario y texto medieval se está hablando en éstas. Después, siguiendo como ejmplo las pistas anteriores, debemos crear nosotros unas pistas nuevas sobre textos nuevos, pero siendo los mismos géneros. En nuesro grupo, buscamos los primeros textos entre todas y luego, nos repartimos los tipos de textos y cada una hizo su propia pista, pero poniéndola en común con el resto. Junto a esas pistas nuevas y los textos buscados, hubo que realizar una revista y un prezi con información sobre la Edad Media. Me ha parecido un trabajo bastante entretenido y una forma muy amena de aprender sobre la literatura medieval.

La Edad Media es un periodo de tiempo que se expande desde el siglo V, con la caída del imperio romano, hasta el siglo XV, con el descubrimiento y la colonización de América. En esta época se cultivaron varios géneros literarios diferentes, entre ellis la lírica (oda, elegía, égloga, epitalamio, romance y soneto), narrativa con dos ramas, en verso (epopeya, poema épico y cantares de gesta) y en prosa (cuento y novela), y por último la dramática (tragedia, comedia y drama).
Los poetas cultos del siglo XV fueron, entre otros: Iñigo López de Mendoza, tambien conocido como el Marqués de Santillana, Juan de Mena y Jorge Manrique.
Los orígenes del teatro medieval no están aclarados. Según parece, hay una ruptura de siglos en la representación teatral. En la Edad Media el teatro se va a desarrollar a partir de las festividades. En esas fiestas, se inician representaciones del misterio, dentro de la iglesia. El teatro empezó en las iglesias representando los momentos litúrgicos más importantes. De ahí pasó a los pórticos de las mismas por la inclusión de momentos cómicos y jocosos y, finalmente, a las calles y plazas públicas.

SEMEJANZAS ENTRE EL MESTER DE CLERECÍA Y EL MESTER DE JUGLARÍA
   -  Tanto clérigos como juglares tienen el mismo público.
   -  Tanto los poemas de juglares como los de los clérigos, eran versos compuestos divididos por dos hemistiquios separados por una pausa central o cesura.
   -  Los clérigos incluyeron elementos del lenguaje popular y los juglares incluyen expresiones religiosas.
   -  Ambos cultivan la narrativa en verso.
   -  Tratan en sus obras los ideales caballerescos y religiosos.

DIFERENCIAS ENTRE EL MESTER DE CLERECÍA Y EL MESTER DE JUGLARÍA
   -  En el mester de clerecía la creación y transmisión era escrita.
   -  Los clérigos utilizan un estilo culto.
   -  La intención de los textos del mester de clerecía era educar al pueblo en la fe, transmitir una enseñanza moral y religiosa.
   -  Los juglares intentan entretener al público con sus canciones, chistes, bailes,
      cuentos, malabarismos, etc
   -  Los clérigos escriben obras de vidas de Santos, temas marianos y milagros de la Virgen.
   -  Los juglares además muestran otros valores de los caballeros medievales.

La lírica popular es el conjunto de textos líricos que se ha transmitido oralmente y cuyos autores nunca han sido conocidos o se han olvidado con el transcurso del tiempo, en cambio, la lírica culta es la poesía elaborada en las cortes de los reyes medievales Juan II de Castilla, Enrique IV de Castilla y Reyes Católicos, por parte de los caballeros que vivían en ellas y nos ha llegado a través de trovadores

El Cantar de mio Cid es un cantar de gesta anónimo que relata hazañas heroicas inspiradas libremente en los últimos años de la vida del caballero castellano Rodrigo Díaz el Campeador. 
El Cid es acusado de guardarse parte de los tributos de los reyes moros de Andalucía y es desterrado por el rey Alfonso. El Cid va a Burgos donde nadie le da refugio por culpa de una orden del rey Alfonso, excepto Martín Antolinez le da refugio. En el monasterio deja a Jimena su esposa y a su dos hijas.
Gana a los moros los territorios de Castejón y Alcocer y hace suya la región de Barcelona. En las montañas de Morella, combate al conde Remont de Barcelona, al que toma prisionero, gana la espada Colada y al cabo de tres días libera al conde.
El Cid se marcha a Valencia y conquista varias ciudades. Conquista Valencia, envía a Minaya con cien caballos para el rey y pide que Doña Jimena y sus hijas que acompañen al Cid, el rey perdona al Cid y deja salir a su familia. La riqueza despierta la codicia de lo infantes de Carrión que solicitan en matrimonio a las hijas del Cid. El rey y el Cid se encuentran a la orilla del río tajón y se reconcilian. En Valencia se celebran las bodas de las hijas del Cid Campeador.
Los infantes de Carrión muestran cobardía frente a los guerreros del Cid, estos se burlan de ellos y deciden vengarse. Los infantes piden al Cid que lleven a sus esposas a Carrión para enseñarles sus herencias, el Cid le da a sus yernos dinero y las espadas Colada y Tizona. En venganza los infantes maltratan a sus esposas y las dejan abandonan en el robledal de Corpes. Cuando el Cid se entera, solicita justicia al rey, este convoca Cortes en Toledo. Los infantes devuelven el dinero y las espadas al Cid. Llegan dos mensajeros pidiendo las manos de las hijas del Cid para los infantes de Navarra y de Aragón. Con este segundo matrimonio, el Cid se emparienta con los reyes de España.


Los Milagros de Nuestra Señora es una obra de Gonzalo de Berceo donde se recompilan veinticinco milagros de la Virgen María. Se escribió en 1260. Gonzalo de Berceo uso como fuente colecciones de milagros marianos en latín que circulaban en el siglo XIII. Solo narró 25 de ellos, empleando la estrofa de cuaderna vía, propia del Mester de Clerecía. Berceo pretendía darle vida y popularizar el registro eclesiástico que tenía el texto que uso de fuente. Para conseguirlo se ayudó de recursos propios de los juglares.

La intención que tiene El libro de buen Amor es algo ambigua por su heterogeneidad, ya que en algunos casos tiene el sentido de amor devoto, pero en otros se refiere a la habilidad respecto al amor carnal.

El conde Lucanor es un libro de cuentos moralizantes escrito por el infante Don Juan Manuel entre 1330 y 1335. Consiste enna serie de diálogos entre el conde Lucanor y su criado Patronio donde el conde le plantea una decisión que debe tomar. El criado narra una historia cuya moraleja se aplica a la situación planteada por su amo.

El Romancero es un conjunto de romances (tipo de composiciones poéticas), que son obras que repite una misma asonancia en los versos pares y que no incluye rimas en los versos impares.

Prezi